cambio de alimentación sin problemas en aves

Muchas veces surgen dudas en cuanto a la alimentación de nuestras aves, sobretodo cuando uno es «primerizo». Es frecuente que nos preguntemos si le estamos dando a nuestro pájaro un alimento completo y sano o si conviene hacer un cambio en la dieta y cómo debemos hacerla.

Muchas veces, un cambio brusco en la dieta de cualquier animal, puede ocasionar trastornos. Para que no surjan problemas o sean de menor importancia, te dejamos unas reglas de oro para hacer un cambio en la alimentación de tu ave.

Recomendaciones

  • Se recomienda hacer el cambio sólo a los pájaros que estén sanos. Cualquier cambio ocasiona estrés, lo que puede crear problemas a los pájaros que no tengan una condición óptima.
  • Es esencial que observe muy de cerca a los pájaros durante el proceso de cambio.
  • Los pájaros deberían estar aislados individualmente o como máximo estar en parejas, porque permitirá dosificar fácilmente.
  • Durante el período de cambio, la puntualidad es esencial. Dale la comida a la misma hora, en raciones exactas y observa las aves varias veces al día.
  • Los pájaros jóvenes se adaptan más rápidamente a las comidas nuevas. Especialmente en la época de «destete» (en que dejan de ser alimentados por sus progenitores), los jóvenes cambiarán fácilmente.
  • No empieces de golpe. Dale un periodo de iniciación de 2 ó 3 semanas en las que vas a mezclar un 10% del alimento nuevo en la comida habitual. De esta forma los pájaros aprenderán a identificar el alimento nuevo como una comida normal.
  • Al principio ( y con ciertos pájaros en la época de «destete») se puede mejorar sustancialmente la aceptación de algunos piensos haciéndolos un poco más blando. Lo puede conseguir mezclándolo con un poco de pasta de huevo húmeda.
  • Sirve el alimento nuevo en los comederos a los que estén ya habituados. La comida anterior ponla en un comedero nuevo, diferente, colgado en un lugar menos accesible.
  • ¡Ver comer a otros, da hambre! Lo mismo se aplica a los pájaros. La presencia de algún pájaro ya habituado al nuevo alimento hará el cambio más fácil a los que empiezan.
  • Si el pájaro empeora durante el cambio, porque come demasiado poco, o nada, es mejor parar un tiempo el proceso de cambio y permitir que el pájaro recupere fuerzas con la comida a la que estaba habituado. Cuando vuelva a estar fuerte, se puede intentar de nuevo.
  • Un pájaro recién comprado debe acostumbrarse primero a sus nuevas circunstancias antes de empezar un cambio de alimentación.

Agradecidas de que difundas

Deja un comentario





veinte − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.